Control del aire

Control de calidad del aire

Los eternos secretos para gozar de buena salud, comer sano, beber agua en abundancia y hacer ejercicio regularmente funcionan, tan importante o más es el aire que respira.
Si el aire que está respirando proviene de una rejilla o una máquina, observe y recuerde cuándo fue la última vez que se limpió y desinfectó el sistema, porque en ello va su salud. Es recomendable limpiar y desinfectar un mínimo de dos veces al año. A partir de 12 meses la cantidad de hongos y bacterias que pueden vivir en determinados conductos y filtros puede tener una influencia negativa en la salud.
En Goldservice podemos ofrecerle la posibilidad de respirar aire puro aunque su residencia o puesto de trabajo se encuentre en un entorno con elevados niveles de contaminación. También podemos recordarle gratuitamente cada año, cuando tendría que limpiar su sistema de aire acondicionado y, por supuesto, podemos limpiarlo por completo y desinfectarlo por usted.
No permita que sus pulmones hagan de filtro, si no puede respirar aire puro, asegúrese que esté limpio.

Un poco de historia sobre el control de calidad del aire

El control de la contaminación del aire es una de las principales áreas de control de la contaminación, junto con el tratamiento de aguas residuales, la gestión de residuos sólidos y la gestión de residuos peligrosos.

Se considera que el aire está contaminado cuando contiene ciertas sustancias en concentraciones suficientemente altas y durante un tiempo suficiente para causar daños o efectos indeseables. Estos incluyen efectos adversos en la salud humana, la propiedad y la visibilidad atmosférica. La atmósfera es susceptible a la contaminación procedente de fuentes naturales y de las actividades humanas. Algunos fenómenos naturales, como las erupciones volcánicas y los incendios forestales, pueden tener efectos no sólo locales y regionales, sino también mundiales de larga duración. Sin embargo, sólo la contaminación causada por actividades humanas, como la industria y el transporte, está sujeta a mitigación y control.

La mayoría de los contaminantes del aire se originan en procesos de combustión. La combustión de recursos orgánicos, como el carbón, los derivados del petróleo y de productos químicos, como ocurre en muchas industrias, supone un impacto tremendo en los problemas de calidad del aire en las ciudades. Desde mediados del siglo XX se están realizando intentos significativos y duraderos de regular o limitar las emisiones de contaminantes atmosféricos procedentes de fuentes fijas y móviles y de controlar la calidad del aire tanto a escala regional como local.

Estrategias de control de la calidad del aire

Una estrategia de control relacionada con la calidad del aire es un conjunto de técnicas y medidas específicas identificadas e implementadas para lograr reducciones en la contaminación del aire a fin de alcanzar un estándar u objetivo de calidad del aire.
Recuerde que el aire puede alterar la higiene de su hogar o empresa, afectar a la calidad del agua y afecta directamente a los alimentos.